Torrecitas de capresa con calabacín

Intro

Esta ensalada no la hice de manera improvisada, la venía pensando desde la mañana. Lo que sí se me ocurrió en el momento fue tomarle fotos al proceso de hacerla para publicar luego una entrada cocinera en el blog.

Lo de tomarle fotos a la comida que hago se me ocurre siempre muy tarde, ya cuando casi estoy a punto de comer, y lo único que he logrado desde que hice esta ensalada es prometerme infructuosamente que la siguiente comida sí la documento, aunque sigo sin recordarlo a tiempo.

Aquí está la receta de esta rica y bonita ensalada, si es que esto se puede llamar una receta, y esta vez hice fotos mejores que las de la Pasta Casera con Queso de Cabra.

Torrecitas de ensalada capresa con calabacines

El otro día, como casi todos, fui a comer a casa al mediodía ya que vivo muy cerca del trabajo. Ya sabía que tenía tomates, calabacines y albahaca en la nevera, solo faltaba el queso mozzarella para una ensalada capresa, así que me di una vuelta por el mercado para comprarlo.

La verdad es que esta receta no tiene mucha ciencia, solo una pequeña acotación que hago al final sobre el orden de las capas, que, si hacen la prueba, verán que hay una mínima diferencia que puede significar mucho.

Ingredientes de Capresa con Calabacín

Hojas de albahaca, un tomate picado en rodajas, un calabacín picado en rodajas, una bola de queso mozzarella fresco.

Ingredientes:

  • 1 calabacín mediano
  • 2 tomates
  • 1 bola de queso mozzarella fresco del tamaño de los tomates
  • 2 hojas de albahaca para cada torrecita

Vinagreta

  • Vinagre balsámico
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cda de miel

Preparación:

Se corta el calabacín en rodajas del grueso deseado, yo las prefiero de grueso medio (1,5 o 2 cm aproximadamente).

Se cortan los tomates en rodajas del mismo grueso que el calabacín.

Se corta el queso mozzarella en rodajas del mismo grueso que los vegetales.

Se colocan intercalados una rodaja de calabacín, una de tomate, una hoja de albahaca, una rodaja de queso, otra de tomate y se corona todo con otra hoja de albahaca.

Torrecitas de Capresa con Calabacín

Se montan las torres intercalando los ingredientes.

Se hacen torrecitas hasta que se terminen los ingredientes, aunque seguro sobran algunas rodajas de algo.

Se hace una vinagreta mezclando bien el vinagre y la miel, luego se agrega aceite en un chorro muy fino mientras se va removiendo rápidamente con un tenedor hasta que quede una sustancia cremosa.

Generalmente las proporción es de 4 partes de aceite por una de vinagre, pero se puede hacer al gusto. Se agrega la sal y la pimienta.

Se adorna un plato con un chorro de vinagreta, se colocan las torrecitas de manera que el calabacín de abajo se impregne con la vinagreta, y se le echa otro chorrito de vinagreta por encima.

Listo!

No tiene mucha dificultad, así que no hay excusa para no comerse unas Torrecitas de Capresa con Calabacín.

La importancia del orden de las capas

El comentario final es sobre el orden en que colocas los vegetales y el queso en las torrecitas. Quizá pueda sonar un poco exagerado pero puedes hacer la prueba y ver si te parece que tiene sentido.

El caso es que la contextura del queso mozzarella fresco es mucho más suave y cremosa que la del calabacín. Por esto pienso que es mejor no colocar calabacines por encima del queso, ya que al cortar el calabacín con el plato montado, el queso fresco se aplasta y se deforman las torres, dejándolas mal estructuradas para los siguientes cortes.

Yo me di cuenta de este detalle después de hacerlas y probarlas, por eso las torres que salen en las fotos no tienen las capas colocadas como estoy diciendo.

Torrecitas de Capresa en dos platos

Torrecitas de capresa con calabacín, antes de darme cuenta que el orden de las capas sí importa.

Por otro lado, si bien el tomate es también más firme que el mozzarella fresco, no resulta tan duro como para perjudicar la estructura del plato. Además, el queso solo en la parte superior desequilibra el gusto del bocado en el paladar, por lo que es mejor “emparedarlo” entre dos vegetales para que siempre haya un trozo de queso en cada mordida. ¿No te parece?

Espero que lo disfrutes.

Saludos,

Rod.

Algún comentario?